sábado, 12 de diciembre de 2009

¡Felices fiestas!

El tiempo del sol, el cielo azul, los vientos alisios y, por estos rumbos centroamericanos, el aroma a tamal y a fiesta ya han comenzado a sentirse. El 2009 fue un buen año, porque nos legó este blog entre otras muchas alegrías que no corresponde reseñar aquí.

Así, entre el cierre de labores y el agotamiento acumulado, las vacaciones también le llegan a Nisaba, al menos durante algunos días. En las próximas semanas tendremos poca actividad, si el merecido reposo no nos gana la batalla. Ya regresaremos el próximo año, con muchos temas que se han quedado ya en el esbozo y primeras ideas.

Para despedir la actividad del 2009, ha reaparecido entre los papeles viejos un modesto ensayo (para denominarlo de alguna manera) que alguna vez fue el trabajo final para una asignatura. Con un poco de ironía y humor crítico, se toca el tema del perfil profesional del filólogo que, en Costa Rica, es el corrector de estilo por excelencia, según nuestra tradición profesional.

Su extensión es superior a los artículos que usualmente coloco en el blog, pero bien merece ser leído de un tirón y se compensará un poco la ausencia de los próximos días.

Muy felices fiestas para este año 2009, y que el 2010 venga lleno de grandes planes, nuevos éxitos y, sobre todo, mucha esperanza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada